Karate Temuco


Nuestra Escuela



Misión Dojo Isshin Akira:

Difundir Okinawa Isshin Ryu Karate Kobudo Asociación a través de una formación integral a niños, adolescentes y adultos, respetando su individualidad, guiándolos en la adquisición de valores, para así fortalecer su personalidad y enfrentar de una manera más óptima las necesidades actuales. Las herramientas que entrega el Dojo Isshin Akira benefician significativamente a mejorar la calidad de vida en los aspectos emocional, mental, físico y deportivo. Pretendiendo dar a los alumnos una experiencia única en la práctica Física para conservar el cuerpo, en la búsqueda del ser interior y la práctica de las buenas conductas.

De la misma manera, el Dojo Isshin Akira está pensado para ser un lugar donde podamos crecer y formarnos, además de desarrollar herramientas que fortalezcan el cuerpo, la mente y el espíritu, a través del entrenamiento, camaradería y experiencias de todos los integrantes, fomentando el ámbito social y valórico, como lo caracteriza la familia Isshin Ryu.


Visión Dojo Isshin Akira:

Ser un Dojo donde se fomente la creatividad, proactividad, innovación y confianza. Comprometido a que cada integrante pueda formarse y desarrollarse en lo personal, social y espiritual. Logrando a través de lo formativo niveles significativos en Karate, que cada persona disfrute lo que hace, mejorando su calidad de vida.

Además, ser reconocido como una entidad formativa y deportiva por la familia y sociedad, entregando a la comunidad la posibilidad de acceder a nuestras actividades y programas, generando una transformación cultural y valórica como modelo de responsabilidad social.


El Dojo Isshin Akira inicia su formación el día 22 de octubre de año 2003 y finalmente se inscribe el día 6 de Noviembre del mismo año en Chile Deportes. Bajo la ley N° 19712 “Ley del Deporte” con el registro N° 900399-1.

Desde entonces el Dojo Isshin Akira ha entregado a sus alumnos, de diversas edades (niños, adolescentes y adultos) herramientas esenciales, no solo en el ámbito del arte marcial, sino más bien en lo cotidiano formando personas integras, perseverantes y con una amplia gama de valores, lo que impacta en el desarrollo integral del practicante del Dojo Isshin Akira, beneficiando significativamente su calidad de vida. Pretendiendo dar a los alumnos una experiencia única en la práctica física para conservar el cuerpo, en la búsqueda del ser interior y la práctica de la buena conducta. Aquella persona que ingrese a nuestro Dojo debe formarse en base a cuatro etapas fundamentales:

1) Etiqueta y buenas costumbres
2) Desarrollo físico
3) Conocimiento y dominio de la técnica
4) Desarrollo mental y espiritual

Además Los principios del Dojo son:
  • Disciplina
  • Respeto
  • Técnicas básicas.
  • Kata
  • Defensa Personal
  • Jiyu Kumite


  • Beneficios práctica del Karate Dojo Isshin Akira


    Mediante el movimiento, el alumno aumenta y mejora su capacidad de sí mismo (habilidad, posibilidades en lo cotidiano y nuevas formas de movimiento, etc).

    Mejora su estado físico y salud, prevenir cierto tipo de enfermedades (activación del sistema respiratorio, cardiovascular, muscular y óseo). Asimismo compensar la falta de movilidad que ocasiona la vida sedentaria y la falta de espacios, causa de patologías y descompensaciones.

    Se liberan tensiones y restablece su equilibrio psíquico. Es también un medio eficaz de ocupar el tiempo de ocio.

    Como actividad física y técnica constituye una fuente de satisfacción. Incidir sobre su propio cuerpo con miras a sentirse más identificado con su propia imagen.

    El desarrollo infantil puede verse favorecido tanto a nivel físico (psicomotricidad) como a nivel social (adquisición de valores).

    A través del Karate el individuo adquiere unos conocimientos y una confianza en sus recursos que le han de servir como medio eficaz de autodefensa en situaciones irreversibles, así como de apoyo de autocontrol físico y emocional.

    El karate facilita que el individuo puede demostrar su destreza, de acuerdos a sus capacidades individuales, frente a sus pares, al rendir exámenes de grado, competir y superar dificultades como medio para afianzar su autoconcepto y de comprobar su límite, consiguiendo a través de la autosuperación la autorealización.

    Los entrenamientos en el Dojo, de Karate se pueden utilizar como recurso de relación con otras personas y lugares, de Chile y extranjero. En un primer momento (infancia), a través del juego y, posteriormente, a través de actividades deportivas, formativa, recreativas, etc.

    Entendiendo los movimientos de karate como un instrumento cognitivo del karateka, tanto para conocerse a sí mismo y por extensión a los demás.

    A través del karate, se logra encontrar el desarrollo de aquellas actitudes que le son características, una forma de vida que le guíe en el camino hacia su auto realización.









































    Isshin Akira Temuco